¿Por qué se contrata tanto un servicio de correcciones de textos?

Imagen 1_Foto Post 51

Saludos a todos nuestros lectores, se acerca el final del año, y con el la conclusión de un ciclo económico. Es un momento crucial para muchas empresas que durante estos días deben presentar el balance final de sus libros de cuentas y el informe anual, todo con el ánimo de hallar nuevos inversores que nos ayuden a expandir nuestro negocio y empezar el año con buen pie. Acompañadnos mientras os explicamos porque son tan importantes el servicio de correcciones de textos de vuestros documentos más importantes.

  1. Arreglar con las correcciones de textos las malas tentaciones.

En muchas ocasiones nos topamos con empresas tanto nacionales como extranjeras que nos prometen tarifas ridículamente bajas, muchas veces asegurando unos mínimos de calidad que luego no se cumplen, aprovechándose de que a veces el cliente no conoce la lengua de destino, y no puede por tanto comprobar la calidad del texto final. ¿Cómo operan estas empresas? Sencillo, utilizan Maquinas de Traducción Automática (MTA) y después contratan revisores no titulados por tarifas muy por debajo de las de mercado, de esa forma nos garantizan un presupuesto muy bajo, pero encontramos fallos a doble tramo. El primero es que la traducción inicial tendrá muchos errores por no estar localizada y, en segundo lugar, el corrector solo corrige la gramática (en ocasiones malamente) del texto que resulte, sin comparar con la versión original. De esa forma, tendremos una suerte de teléfono escacharrado que nos dará un texto sin relación con el original. Imaginaros la cara de un inversor cuando abra nuestro plan de empresa, y se tope con un montón de incoherencias léxicas, expresiones sin sentido o nombres técnicos en los presupuestos que nada tienen que ver con los usos del mercado, ¿creéis que nuestro negocio le parecerá una inversión atractiva?

  1. Una buena corrección de texto es el espejo del alma

A diario, las personas tomamos una serie de decisiones en el ámbito personal y empresarial que refuerzan nuestra imagen, como el principal medio para darnos a conocer al mundo. Cuando elegimos una gama de color, cierta ropa o accesorios, buscamos construir un mensaje visual que ayude a los demás a interpretar como somos, lo que queremos, y otros aspectos de la personalidad que no se aprecian a simple vista. De igual forma, una empresa tiene su propia personalidad (jurídica), y la imagen de marca que proyectamos al mercado es lo que la hace atractiva al consumidor y al inversor. Una vez hemos tomado la decisión de acudir a un traductor profesional, no nos cuesta nada buscar ese plus de calidad que decanta la opinión de los operadores del mercado. La verdad, es que todos somos humanos, y cualquier agencia de traducción en última instancia se compone de personas, traductores individuales, que pueden equivocarse. Imaginaros que por un error al teclear alguien lee “inbersiones«, “produción» o “dibidendos«. Son faltas que nos predisponen a tener un mal concepto del autor de aquello que leemos, y para el cliente final, que no sabe nada de traductores o correctores, el autor eres tú.

Así que, un servicio de corrección de texto de nuestros documentos más importantes, es como ese último abrillantado que le das al coche después de un buen lavado, un plus de calidad, el vehículo que permite que clientes a lo largo y ancho del mundo reciban tu mensaje en óptimas condiciones.

  1. ¿Todos los servicios de correcciones de textos son lo mismo?

Nada más lejos. Cuando solicitamos los servicios de correcciones de textos de una agencia de traducciones en ocasiones el cliente da varias cosas por hecho, entre las que se encuentra pensar que una “corrección de texto” abarca cualquier actividad que resulte un texto final perfecto, pero no es exactamente así. Podemos encontrar tres componentes en el sector, por una parte el corrector, que se limita a corregir el aspecto gramatical del texto dentro de su mismo idioma, por otra al revisor per se, que se asegura de que la traducción sea correcta entre el texto final y de origen y, finalmente, al posteditor, cuya labor es ajustar la estructura y disposición del texto e imágenes en el documento para que sean iguales que en el documento original, por ejemplo, eliminando marcas de escaneado, centrando las imágenes rotadas o sustituyendo el texto a traducir dentro de una imagen insertada.  Y la gran pregunta es ¿cada paso de la corrección de texto conlleva un desembolso extra? Pues si o no, depende de la política de cada agencia de traducción y corrección. En En Otras Palabras traductores consideramos que la calidad no debe estar reñida con el precio, por lo que se incluyen en un pack conjunto de tarifa única. Nuestra extensa red de profesionales cualificados nos permite ofrecer precios muy competitivos, garantizando siempre una corrección de texto profesional.

  1. Las correcciones de textos no son sólo una cuestión estética.

Hasta ahora, hemos visto como un texto mal corregido puede perjudicar el concepto que el mercado tiene de nuestra empresa. Pero no debemos perder de vista algo que es, si cabe, aún más importante. En muchas ocasiones tendremos que remitir a administraciones extranjeras formularios legales indispensables para la constitución y expansión de nuestro negocio; y según en que países estos formularios solo se encuentran disponibles en el idioma nativo. Y es que esto representa una doble responsabilidad para el corrector. Por una parte, debe asegurarse de que toda la terminología técnica concuerda con el idioma original, para no incumplir ningún requisito de forma que inadmita a trámite el documento y, además, que la información legal de la empresa se ajuste igualmente para que no rechacen nuestra documentación por una cuestión de fondo. En ambos casos, un adecuado servicio de correcciones de textos de nuestros documentos de empresa no se limita a un valor añadido, si no a una parte indispensable de nuestro negocio que exige la máxima calidad. Por nuestra parte, nos aseguramos contratando siempre a traductores y correctores nativos y profesionales del sector, donde el idioma del documento coincida con su lengua materna, obteniendo así las máximas garantías.

En resumen, debemos recordar que una buena corrección de textos debe hacerse por profesionales titulados del sector, que servirá para potenciar la buena imagen de nuestro negocio o nuestra carrera profesional, que es asequible sin renunciar a la calidad y que nos garantiza una absoluta tranquilidad al operar con administraciones propias y extranjeras o al querer proyectar nuestra carrera en el extranjero.

 

Foto 2 _Post 51

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top