¿Qué 4 claves debes tener en cuenta en la traducción jurada de expedientes académicos y títulos universitarios?

Imagen 1_Post 54

 

Saludos a todos nuestros lectores, de nuevo nos acercamos a vosotros para ayudaros en estos tiempos de incertidumbre. Todos los sectores de la vida se han visto irremediablemente afectados, y la traducción jurada no se queda fuera. Aunque el mundo se haya detenido, la vida sigue, y muchos de vosotros aún necesitáis homologar documentos para poder tramitar vuestros futuros proyectos internacionales. Son muchos los ámbitos en los que se exige la traducción jurada, pero hoy queremos centrarnos en la traducción jurada de expedientes académicos y títulos universitarios.

1.- ¿Por qué es tan importante la traducción jurada de expedientes académicos y títulos universitarios?

Aunque ahora parezca que los engranajes están parados, lo cierto es que los plazos aún están en marcha en muchas instituciones internacionales, y aún estando suspendidos temporalmente, es mejor no esperar al último momento para tener preparada nuestra documentación. Todas aquellas personas que quieran estudiar en el extranjero necesitarán, como mínimo, una traducción jurada de su expediente académico.

Además, debemos diferenciar dos grupos de países, aquellos firmantes del Convenio de la Haya, y aquellos no firmantes. En el primer caso, lo habitual es que se exija una Apostilla de la Haya, un sello de oficialización que a su vez requiere de la correspondiente traducción jurada. Respecto al segundo grupo de países, la mayor parte de las veces la traducción jurada deberá ir acompañada de una legalización que, de forma mayoritaria, debe hacerse por vía consular.

En cualquiera de ambos casos, la traducción jurada de expedientes académicos y títulos universitarios es requisito indispensable, y debemos ser previsores para tenerla lista a tiempo.

2.- ¿Con la traducción jurada del expediente académico es suficiente?

Depende, normalmente el expediente bastará, ya que el resto de documentos a cumplimentar deberán hacerse directamente en el idioma de destino. Sin embargo, depende en gran medida del tipo de estudios a cursar, en el caso de estudios superiores será inevitable entregar una traducción jurada del título universitario y cartas de recomendación (en su caso también legalizados).

Además, como todo en la vida existen una serie de situaciones que orbitan a nuestro alrededor independientemente de donde estemos. Por eso, cuando salimos al extranjero es indispensable hacerlo con garantías. Además de la traducción jurada de expedientes académicos y títulos universitarios, necesitarás traducir tu pasaporte, para agilizar los trámites con los organismos oficiales del país de destino, y nunca está de más llevar una traducción del currículum vitae, para no cerrarnos a ninguna oportunidad.

3. La necesidad viaja en ambos sentidos.

Normalmente nuestros clientes están muy preocupados por conseguir la traducción jurada de todos los documentos necesarios para poder estudiar en el extranjero. Ahora bien, esa moneda tiene otra cara. Supongamos que ya hemos encontrado a un traductor de calidad, que este ha llevado a cabo la traducción jurada del expediente académico y/o título universitario, y que hemos superado los trámites. Después pasaremos una época maravillosa en el extranjero y, si nuestros esfuerzos corresponden, obtendremos un valioso título en una institución internacional. ¿Y ahora qué? ¿Qué ocurre con ese título cuando volvamos a España? Pues bien, nos vemos en las mismas circunstancias, si queremos que tenga auténtica validez, tanto si puede incorporar como si no la Apostilla de la Haya, necesitará de una traducción jurada.

4. ¿Contar con la traducción jurada de nuestro título académico sirve para algo más?

Pues como era de esperar, sí. Cómo todos sabréis o por lo menos intuís, el fin de la vida académica es la antesala del mundo laboral. De poco nos servirá obtener un título que luego no podemos presentar frente a una empresa extranjera. Reducir nuestro mercado a nuestro país de origen es tentar a la suerte. Existe un enorme mundo ahí fuera y podemos permitir que un mero trámite se interponga. La traducción jurada de expedientes académicos y títulos universitarios no es sólo un mero trámite para estudiar en el extranjero, es una inversión en una tranquilidad futura, en saber que podrás optar a cualquier futuro puesto de empleo y que, tener que esperar para traducir un documento, no va a dejar un vacío que llene otro postulante.

Así que, lectores de En Otras Palabras, está claro, la traducción jurada de expedientes académicos y títulos universitarios es de suma importancia, y más en los tiempos que corren. Si queréis saber más sobre la traducción de Títulos universitarios, os animamos a leer nuestro artículo “¿Cómo saber si tu expediente académico fue correctamente traducido de inglés a español o viceversa?”, así, además de dominar la forma, podréis saber del fondo, y no perder detalle que los aspectos a tener en cuenta cuando decidáis traducir vuestros documentos académicos.

Imagen 2 Post 54

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top