¿CONOCIAS LAS 5 CLAVES EN LA TRADUCCIÓN DE UN DOSIER COMERCIAL DE INGLÉS A ESPAÑOL?

closeup of woman’s hands skimming through a dictionary

closeup of woman’s hands skimming through a diction

Saludos a todos nuestros lectores, hoy queremos acercaros al exigente mundo de la traducción de un dosier comercial del inglés al español. Ya sea porque persigues ampliar tu base de clientes, lograr alianzas comerciales o, sencillamente, te estás planteando crear tu propia empresa, este post es para ti.

Pero primero lo primero; ¿qué es un dosier comercial? Resumidamente, es un documento que nos permite mostrar nuestros servicios de empresa de forma atractiva y visual, ayudándonos a trasladar al cliente u otras empresas nuestro modelo de negocio. Como es lógico, un mundo interconectado como el nuestro nos llevará inevitablemente a toparnos con las barreras del idioma; y no es poco importante, ya que el inglés es la primera lengua de más de 360 millones de personas, y la segunda de más de un billón y medio. Entonces, ¿cómo nos aseguramos de tener una buena traducción de un dosier comercial de inglés a español? ¿Cuáles son las claves?

  1. CREACIÓN DE UN GLOSARIO TÉCNICO.

Es la fundación de cualquier servicio serio para empresas. Encontrar un equipo de traducción que congenie con tu marca, conozca tu tono comercial y sepa localizar tus intenciones en el idioma de destino es esencial. Por eso, una relación a largo plazo con el mismo servicio de traducción agilizará el proceso de trabajo. Hoy en día, es imprescindible promover el uso de documentos colaborativos donde el equipo de traducción promueva la consistencia terminológica para no confundir al cliente.

  1. USO DE DICCIONARIOS TÉCNICOS OFICIALES.

En desarrollo de lo anterior, e insistiendo en el uso de las nuevas tecnologías; cada vez es más habitual huir de la traducción artesanal sobre papel o documento de texto local, e integrar entornos de trabajo hechos a medida del traductor. ¿Por qué? Sencillo. Agilizan nuestro trabajo y nos permiten entregar buenos resultados en menos tiempo y a precios más competitivos. Sin embargo, es fácil confundir una ayuda con un sustituto. Algunas personas acceden en al mundo de la traducción con una base poco sólida del idioma adquirida en su educación obligatoria, pero sin haberse especializado y, por desgracia, creen que el uso de IAs de traducción puede rellenar esos huecos para tener un side hustle.

No podemos comparar esta dinámica de hacer copia y pega en traductores gratuitos con la formación técnica en herramientas de MT como SDL Trados o MateCat. Utilizando años de experiencia y memorias de traducción oficiales de las principales instituciones mundiales, es posible cargar diccionarios de definiciones técnicas junto con los anteriores glosarios para conseguir una coherencia casi perfecta en nuestros documentos. Si alguien te lo hace “muy fácil y muy barato”… desconfía.

  1. CONTAR CON EQUIPOS DE TRABAJO PROPIOS.

Es habitual en los últimos años la figura del Project Manager, un Jefe de Proyecto de toda la vida. Algo que en principio parece lógico y necesario para coordinar la acción de trabajo del equipo, y por supuesto que lo es. Ahora bien, se ha extendido la figura de una persona que subcontrata servicios de traducción en infinitos pares de idiomas a traductores sitos en otros países, que ni forman parte de su empresa ni se les espera. Esta práctica no tiene porque ser necesariamente mala, sin embargo, es poco habitual que un tercero tenga acceso a recursos de empresa como los que os hemos mencionado, para así evitar robos de información, claves o datos sensibles. Así mismo, no es habitual que firmen NDA o acuerdos de confidencialidad, lo que puede ser peligroso para nuestros clientes. Por eso, documentos sensibles como la traducción de dosier comercial de inglés a español, necesitan un equipo de trabajo propio y cohesionado con acceso a una nube colectiva de recursos para garantizar una excelente traducción de un dosier comercial de inglés a español (y viceversa).

  1. LUCHAR CONTRA LA DESCENTRALIZACIÓN.

Abundando en lo anterior, estos modelos de traducción descentralizada conllevan problemas de carácter más pragmático para el cliente. Tanto en la traducción de un dosier comercial de inglés a español como en otros documentos de empresa, cuantos más intermediarios existan entre el cliente y el producto, mayor es el encarecimiento del servicio. Traducir un dosier comercial de inglés a español con un equipo de traducción dedicado es la clave para lograr un abaratamiento del coste al tiempo que se garantizan unos estándares de calidad.

  1. SER TRANSVERSAL. CONOCER EL FORMATO DE TU ARCHIVO.

Un detalle no poco importante a la hora de traducir un dosier comercial de ingles a español son los conocimientos específicos del traductor sobre la materia que se trabaja; una persona familiarizada con el lenguaje que aplica siempre conseguirá resultados mucho más localizados y fluidos en el idioma objetivo. Sin embargo, no debemos limitarnos al fondo de la traducción, porque dominar la forma es sumamente importante. Si un cliente envía archivos en formato PDF, y más aún un dosier de empresa, donde abundan los gráficos y el texto multiformato; no puede convertirse a un documento en Word editable sin sufrir por el camino. Esta situación no solo retrasa enormemente el trabajo del equipo de traducción si no que, al hacerlo, encarece el trabajo de forma artificial.

Desde EnOtrasPalabras queremos ofreceremos más de 15 años de experiencia en el sector de la traducción técnica para empresas; incluyendo un glosario en el presupuesto y garantía de revisión y calidad de nuestro trabajo, con una comunicación ágil y fluida con el cliente. No lo dudéis, si buscáis una traducción de un dosier comercial de inglés a español, podéis confiar en nosotros.

Close up White book marked by sticky note

Close up White book marked by sticky note

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top