Traductores automáticos online: ¿son fiables?

traductores automáticos online

Mucho se ha escrito sobre la fiabilidad, la corrección, y el uso de los traductores automáticos online.

Para empezar me gustaría matizar y relativizar la idea general que tiene la gente desaconsejando el uso y la aplicabilidad de los traductores online. Y me explico.

Como muchas otras herramientas y aplicaciones tecnológicas actuales, internet, google, linkedin, móviles, los traductores automáticos han sido un gran invento y han mantenido una progresiva evolución desde sus comienzos. Y si bien empezaron siendo un mero diccionario de palabra a palabra y algunos lo siguen siendo, otros han evolucionado incorporando en su programación bases de datos terminológicas, memorias de traducción, información gramatical y morfológica de la lengua meta y de la lengua origen, diferentes acepciones de cada palabra e incluso ambigüedades, entre otras.

¿Y por qué no son fiables los traductores automáticos?

No obstante, conviene señalar y no olvidar que los traductores automáticos on line siguen siendo a fecha de hoy meros programas informáticos y que por lo tanto, a pesar de haber incorporado todas esas mejoras, y actualizaciones y perfeccionamientos, siguen traduciendo como las máquinas que son y siguen perteneciendo, valga la expresión, al mundo de las ciencias en vez de las letras.

El profesional de la traducción suele ser una persona con estudios, que va más allá del conocimiento de la gramática de una lengua, que ha dedicado tiempo y se ha empapado de la cultura de la lengua meta en cuestión y que se mantiene al día en la evolución de la terminología, de la gramática, del sector que traduce y lo más importante, que dedica muchas horas a conseguir que una traducción sea lo más fiel posible a su texto original.

Lo anterior lo digo al hilo de preguntas que te surgen cuando ves ejemplos constantes de malas traducciones fruto del uso de estos programas. ¿Qué pasa con las excepciones a las reglas gramaticales? y ¿qué ocurre con los matices culturales y los juegos de palabras? todos ellos detalles que hacen que una lengua sea viva, rica y en constante evolución.

Como bien sabemos, el proceso de un traductor online consiste en un copia y pega del texto que se quiere traducir y en elegir las lenguas de origen y de destino. Se hace un clic en el ordenador y en unos segundos, se obtiene la traducción final. Un resultado que según los usos que le demos y la persona que se encuentre delante de la misma puede dar lugar bien a unos resultados devastadores, un ligero apoyo a la tarea que se esté llevando a cabo o incluso resultar una ayuda considerable.

Usos adecuados de un traductor automático online

Partiendo de la base, como he explicado antes, de que una traducción de un traductor online no es 100% fiable casi nunca, sí me gustaría comentaros los usos ventajosos de una traducción de un traductor automático online.

1.- En aquellas ocasiones en las que por circunstancias diversas no se cuenta con un intérprete, conversaciones en los smartphones en tiempo real. Asimismo en relaciones comerciales en la que los empresarios no tienen una lengua común pero tienen cierto conocimiento de las dos lenguas. Se puede recurrir a un traductor online para escribir, leer, y responder emails por ejemplo. Para rellenar huecos de información e incluso corregir algún error nuestro. O para hacernos una ligera idea de lo que dice el texto recibido. Por supuesto siendo crítico con el resultado y utilizando tus conocimientos de las dos lenguas.

2.- Para viajar, traducir carteles, avisos, menús y comunicarte a nivel básico. Textos cortos y frases sencillas. A modo de diccionario.

3.- Y en último lugar y es el uso que me parece más interesante, para el propio traductor profesional. Un traductor es el mejor conocedor de las herramientas que hay en el mercado para la traducción. Y ello junto al avance de los sistemas de traducción automática, a la integración de la traducción online en el entorno de trabajo de la traducción, programas de traducción asistida con sus diccionarios, bases de datos terminológicos y memorias de traducción, contribuyen a que el traductor profesional cambie su percepción respecto a este tipo de sistemas. Sin duda puede mejorar la productividad del traductor profesional.

Un usuario normal sin un conocimiento profundo de las dos lenguas, no tendrá el 100% de fiabilidad de que el resultado de un traductor online sea correcto.

Desde mi experiencia, los traductores automáticos online que utilizo con más regularidad y son:

Google translator: El traductor online por antonomasia, potente, gratuito y cada día más loable para ser una herramienta gratuita. Dispone de ochenta idiomas diferentes.

 Proz.com: Es una red social para traductores. La pestaña de terminología es muy interesante.

Itranslate.eu: Herramienta multidioma que permite comparar el texto traducido por varias herramientas de traducción distintas.

Wordreference: Uno de los diccionario más completos disponibles en la web.

IATE: Base de datos tecnológica de la Unión Europea

Linguee: compara frases hechas, términos con traducciones fiables ya realizadas de fuentes bastante fiables.

woman-POST 7

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top