Traducciones para concursos/licitaciones públicas internacionales

Imagen 1_post 34

          Cuando se trata de traducciones para concursos/licitaciones públicas internacionales, los traductores hemos de ponernos manos a la obra con los documentos requeridos para competir y optar al mismo, pues son numerosas las empresas que luchan por conseguir realizar la obra o servicio anunciados en el boletín informativo; es decir, la obra o servicio objeto del concurso público o licitación pública.

                  Hoy en día dichas obras o servicios pueden publicitarse a través de boletines informativos electrónicos –esto es, en línea– a diferencia de antaño, cuando toda la publicidad se hacía mediante papel y nunca en formato digital. De hecho, a las diferentes empresas les es posible usar buscadores especializados para hallar estos jugosos concursos públicos. Entre dichos buscadores podríamos destacar los siguientes (sus URLs se indican a continuación):

                  Con respecto al tema de las traducciones para concursos / licitaciones públicas internacionales, algunos tipos de documentos se repiten continuamente en nuestros procesadores de textos ya que llegan muy a menudo a nuestra agencia y hemos de traducirlos con suma precisión, atención y esmero. Entre dichos documentos destacan:

– Cuentas anuales, balance, PyG, cambios en el estado del patrimonio neto;

– Escrituras de constitución, cambio de nombre social, elevación a público de acuerdos sociales, escritura de poder;

– Actas de legitimación de firmas;

– Certificaciones de depósito de CC.AA. ante el registro mercantil;

– Certificados de Hacienda: contratistas y subcontratistas, certificado de estar al corriente de obligaciones tributarias, certificados sobre doble imposición, domicilio fiscal;

– Certificados de la Seguridad Social;

También traducimos los certificados necesarios para acreditar la experiencia en otros proyectos similares del sector que demuestren el liderazgo y profesionalidad de la empresa en su mercado.

Y en cuanto a los documentos de garantía que se suelen requerir como traducción para concursos/licitaciones públicas internacionales, tanto en formato de traducción simple como jurada destacan los siguientes tipos: aval bancario de restitución de anticipo, aval bancario de buena ejecución, garantía de la oferta, garantía de pago por anticipado y aval bancario a primer requerimiento.

                  Las mencionadas traducciones para concursos/licitaciones públicas internacionales nos las solicitan aquellas empresas, sociedades y entidades que cumplen todos los requisitos especificados en la convocatoria y que la administración selecciona finalmente; son estas las que deben llevar a cabo las obras o servicios que se indican en la convocatoria y, para este fin, han de suscribir un contrato y, consiguientemente, atenerse a una serie de cláusulas contractuales.

                        Lo fundamental de un concurso público es su convocatoria, en la cual se detallan todas y cada una de las condiciones y requisitos que han de cumplir las entidades para poder presentarse al concurso. «En este sentido, en las bases de las convocatorias se indican toda una serie de aspectos a tener en cuenta: fechas para la presentación de documentos, posibles recursos, las características del proyecto técnico, las fechas para la admisión provisional y definitiva de los admitidos al concurso, etc.» Por este motivo, las traducciones para concursos/licitaciones públicas internacionales que realizamos suelen tener un carácter urgente y un marcado carácter confidencial, dado que las empresas deben cumplir a rajatabla los plazos de presentación de la documentación requerida para la competición en la licitación: es por ello que trabajamos con multitud de glosarios, herramientas software de TAO (Traducción Asistida por Ordenador) y demás instrumentos especializados para traductores que facilitan nuestro trabajo, nos aseguran la coherencia de la terminología empleada y nos permiten entregar siempre a tiempo –sin excepción– todas las traducciones que nos solicitan con una calidad impecable y con la máxima confidencialidad.

                  Para garantizar dicha calidad contamos, además, con la formación jurídica necesaria, pues nos consideramos juristas-lingüistas, capaces de trasladar de un idioma al otro todos los conceptos (incluso los más enrevesados, intrincados y oscuros de la lengua de partida que carecen de un equivalente exacto y/o funcional en la lengua meta).

De este modo, conseguimos que la empresa que nos solicita la/s traducción/es pueda competir en el concurso “con todas las de ganar”, sin rastro de torpeza por nuestra parte en los documentos traducidos y, posteriormente, presentados a la licitación pública.

Volveremos enseguida con nuestro siguiente artículo en este blog de traducción.

 Imagen 2_Post 34

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top