Chuchotage o interpretación susurrada: ¿en qué consiste?

IMAGEN POST 4 milipol-claude-gueant-836171_640-1

¿Qué es el chuchotage?

La Comisión Europea ofrece en su página web una definición clara y sencilla de lo que se debe entender por chuchotage o interpretación susurrada:

El intérprete está sentado o de pie entre los participantes e interpreta simultáneamente susurrando directamente al oído del interesado.

El chuchotage es un tipo de interpretación que se enmarca dentro de la denominada interpretación simultánea. Exactamente en la interpretación susurrada, el intérprete susurra al oído del participante (o a un número limitado de participantes que no suele ser más de dos os tres) lo expuesto en tiempo real por el orador.

La traducción en inglés del término interpretación susurrada «whispering intepretation» es muy fiel a la imagen real de lo que se lleva a cabo con esta técnica.

Se trata de una interpretación simultánea llevada cabo en voz baja, vertida directamente en tiempo real al oído del receptor. Para poder llevarla acabo adecuadamente, el intérprete debe situarse junto al receptor, ligeramente por detrás de éste, susurrándole al oído la interpretación del discurso original.

Al referirse a una interpretación en voz baja, se debe ofrecer solo a un número muy reducido de asistentes situados a proximidad del intérprete. Se realiza por lo general de manera unidireccional, sin embargo en ocasiones el asistente o asistentes pueden plantear preguntas al orador que el intérprete deberá plantear e interpretar correctamente.

interpretacion  susurrada

Usos de la interpretación susurrada o chuchotage

Se utiliza especialmente en el sector de negocios en un ámbito internacional. Un grupo de personas que dominan un idioma lleva a cabo la reunión en ese idioma y se da la circunstancia de que unos pocos no dominan dicho idioma y necesitan un intérprete cualificado que les traduzca en tiempo real el contenido de la reunión. Es muy habitual, en reuniones bilaterales, encuentros de grupos reducidos de personas para tratar o negociar alguna operación y también en comidas de empresa.

Resulta muy útil para visitas a instalaciones de todo tipo como fábricas, obras y también para demostraciones personalizadas de productos.

No hay que olvidar tampoco su uso en breves ruedas de prensa que posteriormente pueden terminar en visitas guiadas donde cambia la técnica de interpretación.

Aptitudes para la interpretación susurrada o chuchotage 

Para poder realizar una buena interpretación susurrada se deben poseer las siguientes cualidades:

. Domino absoluto de la lengua A (lengua materna).

. Domino de otras dos lenguas como mínimo.

. Conocimiento cultural de las lenguas de trabajo.

. Ganas e interés en querer transmitir correctamente el mensaje transmitido por el orador al participante o participantes que asistimos.

. Ser una persona curiosa y estar al día de las noticias ya que a menudo se encontrará en contacto con discursos de actualidad.

. Educación y conocimiento de normas de protocolo, ya que a menudo habrá que respetar las normas de comportamiento ante un auditorio.

. Buena presencia a la hora de desempeñar su trabajo, ya que representa a su cliente en su faceta profesional.

Retos y dificultades que conlleva la interpretación susurrada o chuchotage

El chuchotage conlleva una serie de dificultades y retos ya que a menudo resulta difícil seguir el ritmo de una reunión que se desarrolla de una forma ágil y muy fluida en el idioma que conoce la mayoría. Por otro lado, en ocasiones, el espacio donde se realiza puede no tener las características acústicas adecuadas para oír bien el mensaje original, puede haber ruidos, superposiciones de voces, teléfonos móviles, y distracciones. Por todo ello se requiere un mayor nivel de concentración para que el participante pueda oír correctamente el mensaje susurrado.

Es recomendable que el intérprete, en este tipo de interpretación susurrada traduzca solo a uno o a dos clientes, ya que si tiene que hacerlo a más asistentes tendría que modular el tono de la voz y podría interferir en la reunión y afectar a la fluidez de la reunión, encuentro o visita.

Susurrar no es suspirar palabras al oído del que nos escucha, tampoco es forzar la voz durante horas y desde luego, no podemos descuidar la vocalización, la velocidad y la precisión en la terminología empleada.

En los últimos años ha aumentado el volumen de contratación de este tipo de servicios de interpretaciones susurrada debido principalmente a que no requiere ningún equipo técnico y audiovisual, a diferencia de la interpretación simultánea en cabina y favorece la discreción.

En Otras Palabras ofrece este servicio de interpretación susurrada para cualquiera de sus reuniones, comidas o cenas de empresa, presentaciones, negociaciones y acuerdos múltiples que pueda estar proyectando y planificando. ¡Contamos con excelentes intérpretes y traductores jurados profesionales en muchos idiomas a la medida de sus necesidades!

Para mayor información llámenos al siguiente número de teléfono: 647 551 589.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top